El pueblo mágico más mágico que he visitado

Viernes 13:15

Estoy en el Bla Bla Car, estuvimos como una hora en el tráfico de la CDMX, Carlos, el chofer, se dedica a llevar coches de un Estado a otro, al parecer trabaja con personas que compran autos personalizados, pero el punto de entrega es la Ciudad de México y ellos no tienen tiempo de ir a buscarlo.

Mis compañeros de viaje son: un muchacho que se acaba de graduar de periodismo, un señor que trabaja en la ONU y una niña que acaba de entrar a la universidad, no recuerdo a qué carrera.

Este viaje surgió muy espontáneo, le dije a algunos amigos que me acompañaran pero, nadie se atreve a viajar de esta manera, a dejar sus casas y a salir para conocer un lugar nuevo.

Apenas ayer estuve buscando lugares en dónde quedarme y lo único que encontré disponible fue el cuarto de servicio de un pequeño hotel. No sé qué esperar de eso, pero por alguna razón no estoy preocupado.  

Se supone que en tres horas llego a mi primera parada, la ciudad de San Luis Potosí, ahí me voy a quedar con José Andrés, uno de mis más viejos amigos.  

18:40

Al fin llegamos a San Luís, mi amigo me va a pasó a buscar y ya nos echamos una chelita acompañando unas butifarras.

Es muy curioso cómo después de años sin hablar parece que el tiempo no hubiera pasado, sí… sé que esto les pasa a muchos y que es común decir: “las buenas amistades nunca se pierden”

Pero es verdad que te causa felicidad estar con alguien que conoce otras facetas de ti, cuando somos niños no importan cosas como el dinero, la ropa que traes, si tienes músculos, etc.

Bueno, aunque Andrés desde tercero de secundaria ya tenía coche, era como el wey cool que podía tener novia y pasar por ella.

Un verdadero sueño en aquellas epocas

Vamos a recorrer el centro y a ver qué cenamos por ahí…  

Sábado, 9:00

¡Estuvimos horas platicando en la noche! Pero ni modo, tengo que forzarla para llegar a buena hora a Real.

Nunca había estado en San Luís, sólo uno de mis mejores amigos me había contado algunas cosas sobre la gran influencia católica que existe y cómo la gente es mucho más reservada al conocer personas nuevas.

Me pareció una ciudad muy tranquila, bonita con su estilo colonial, mediana para ser México y que está creciendo muchísimo por las nuevas industrias extranjeras que están llegando para establecerse en el país.

11:20

Ya estoy en Matehuala. Ahora espero otro camión con destino a Real de Catorce, que se supone que llega en media hora.

Mientras tanto fui a sentarme afuera de la estación para fumarme un cigarro y ver la vida pasar, casi todos usan sombrero, se nota un poco que estamos en un pueblo del norte de México

Intenté leer, traigo en mi kindle  “The true believer” que da explicaciones sobre la realidad en los movimientos sociales masivos, pero estoy mentalmente agotado para poner atención a argumentos que justifican la obediencia a reyes, políticos o a grandes corporaciones.

Lo único que puedo hacer ahora es plasmar en esta libreta cada pensamiento que me llegue, las tareas que necesito cumplir para terminar bien la universidad, los posts de Lectógrafo, la monetización de mis ideas, etc.

Creí que esto sería mucho más fácil, pan comido después de estudiar cosas difíciles, pero no es la realidad.

Muchas veces me desanimo y pienso que lo que estoy haciendo es una tontería, que muchos más lo están haciendo, es como una voz mental que muchas veces me domina.

El ego nos dirige sin que nos demos cuenta, es nuestro trabajo identificarlo y tomar las riendas para dirigir nuestro rumbo.

Por eso viajo solo, para enfrentarme a estas voces interiores, para conocer distintas realidades, para expandir mi cerebro hacia terrenos desconocidos.

15:05

Llegué a Real, el bus nos dejó muchísimo antes, en un pueblo que se llama “Potrero”, de ahí por 10 pesos una camioneta de redilas me llevó a la entrada del túnel Ogarrio, para después atravesar el Túnel con una carreta movida por un burro, fueron 10 pesos más.

El túnel es más largo de lo que pensé. Esta foto me la tomó un muchacho que venía en el mismo camión que yo.

Me gusta porque me dijo que es fotógrafo y ha tomado varios retratos a personas, le cambió la configuración de TV a Manual. Y la foto no salió tan bien que digamos.

Después fui directito a comer, pedí 3 gorditas, de picadillo, de hongos, de pavo y 1 zacahuil (Una porción de un tamal enorme).

El cuarto de servicio está mucho mejor de lo que esperaba, una cama matrimonial, con ventana grande y espacio suficiente para poner mis cosas. La única desventaja es que el baño está afuera y en este momento la regadera no tiene presión. Por lo que me tendré que bañar a cubetazos.

Pero por 200 pesos ¡estoy en una suite presidencial!

Vámonos al pueblo.

21:40

Estoy de regreso en el hotel. Fue un día muy interesante…

Hay tres actividades principales para realizar en el pueblo:

El pueblo fantasma. Lo que la gran mayoría hace y recomienda, es un recorrido a caballo por construcciones abandonadas en la cima de una colina. Descarté este por el día de hoy, me gustaría hacerlo en la madrugada, buscando la neblina y la ausencia de personas.

El recorrido en jeep por la mina abandonada, la estación de tren y el desierto, dónde se encuentra el peyote. Es muy común que lo realicen personas jóvenes porque puedes ir sentado en la parte de arriba, el aire te pega y si eres extremo puedes ir cheleando con la gente que te acompaña.

Por último,un recorrido a Wirikuta, también es a caballo y vas por un camino estrecho con vista al acantilado, el destino final es el centro ceremonial de los huicholes “El cerro del Quemado”.

Los líderes de esta comunidad se reúnen aquí en Marzo-Abril para realizar ritos en agradecimiento a los dioses, predecir la suerte de ese año y recibir energía cósmica.

Cuesta 300 pesos por persona y nadie quería hacerlo, me compré un sombrero y empecé a preguntarle a la gente que pasaba si se unía al recorrido, pero al escuchar el precio inmediatamente se iban.

Ni modo, tuve que irme solo.

Domingo, 12:20

Me estoy despertando… ¡Qué noche! Lo mejor es que no tomé una sola gota de alcohol.

Cuando viajo solo, no hay alguien en quien pueda confiar plenamente. No fue difícil tomarme dos cervezas y agua por el resto de la noche.

Me la pasé increíble, conocí a muchas personas y me pude dar cuenta de absolutamente cómo se desenvolvía la vida nocturna en el bar.

Canté, bailé, ligué. The very best…

También me duelen cañón las piernas, de bailar y también por el caballo de ayer, creo que mi abuelo estaría un poco avergonzado, él tenía un rancho en Tabasco, usaba sombrero, vacunaba las vacas, y recorría todo el terreno a caballo, cosa que yo hice muy pocas veces.

El recorrido a Wirikuta vale muchísimo la pena, conocí a Porfirio, el guía. Me contó muchisimas historias del pueblo, de sus familiares y sus amigos.

También debo de reconocer que hace muy bien su trabajo y el buen trato al turista, me hizo sentir en confianza y nunca me presionó para que le diera más dinero o inventarme historias para impresionar.

(Al menos si lo hizo, le salió muy bien)

En la punta del cerro es donde está una piedra que forma un rostro, ésta es considerada sagrada por los huicholes, junto a ella, hay una pequeña casa resguardada por Felix, el chamán en turno.

Me recordó varias cosas al hacerme una limpia tradicional huichol, cosas como agradecer todos los días por existir y admirar la belleza en la luz de las mañanas y la oscuridad de la noche.

Al final del día todo se trata de encontrar un equilibrio, en nuestra vida se mostrarán situaciones que nos alegren, que nos enojen o incluso que nos hagan un poco miserables.

El único factor en común es que es a ti al que le están sucediendo, tú decides que hacer con esa luz, decides propagarla o quedarte con ella.

Y en la oscuridad lo mismo… contaminas la vida de los demás o tratas de solucionar tus problemas para no afectar a terceros.

En fin, en verdad ayer fue un día increíble, vamos a ver que tal hoy.

18:30

Hoy hice el recorrido en Jeep.

Primero nos llevaron a una mina abandonada en dónde nos explicaron su funcionamiento y cómo Real de Catorce era el centro minero por excelencia en México. Aquí se producían las monedas y otros metales que se exportaban a todo el país.

La segunda parada fue la estación de tren “Estación 14”. El que pasa por aquí es nada más y nada menos que La Bestia.

Hay distintas rutas que los migrantes ilegales escogen, esta ubicación es un poco más que la mitad del camino, pero no es el recorrido más común. Porque hay distintos puntos de control en dónde la probabilidad que los detengan es mayor.

Muchos se bajan antes y caminan por ranchos hasta llegar a otra estación que no es muy concurrida. Así que no esperes ver a personas ilegales montando el tren.

Lo que sí me parece muy buena idea es, agarrar una moneda de 10 pesos y ponerla en las vías, cuando pase el tren, tendrás un souvenir único e inigualable.

Y la última parada es el Desierto. No tenía la más remota idea de cómo era el Peyote, yo pensé que era un hongo, pero estaba completamente equivocado.

Es un tipo de cactus, pequeño y redondo, hay dos especies, “hembra” y “macho”, que literalmente nacen de la tierra.

Su reproducción es imposible, no se puede cultivar peyote y ante la intervención humana al arrancarlo de raíz, es imposible que vuelva a nacer, por eso está en peligro de extinción.

La forma correcta de cortar peyote es únicamente por gajos, que es lo único que se ve en el exterior. Si lo arrancas, estás contribuyendo a la extinción de esta planta tan importante y sagrada para los huicholes.

Ahora estoy en el camión de San Luis a la CDMX, quedé de ver a mi amigo Andrés en Querétaro, pero le tuve que cancelar, así puedo descansar mañana todo el día.

Hasta ahora he visitado 19 pueblos mágicos en México y este es uno de mis favoritos.

Creo que es porque ves algo completamente distinto, estás en medio de la nada y puedes convivir con personas que no han adoptado una ideología occidental del todo.

Espero hayas disfrutado leer esta historia y ¡Nos estaremos viendo más seguido!

¡Salúdame en: Instagram | Facebook | Twitter | Snapchat | YouTube !

*Bonus*

CDMX

Estos son mis mejores atardeceres del 2017, como podrás ver son 9 lugares en dónde he experimentado cosas increibles, aún me falta el de Diciembre…

¡Tienes que estar pendiente!

Share this post

Posts Relacionados

31 OCTUBRE, 2018

Downtown Beds – El...

21 NOVIEMBRE, 2017

Hacia mi Destino Indefinido

Estoy en un punto crucial de mi vida: 1. Trabajar como abogado 2. Viajar por el mundo...

¿Cuál es tu opinión?