Marte

2018 años atrás los planetas interactuaban armónicamente, hasta que un día, el dios del sol nos arrebató Marte.

Por si prefieres escuchar la historia, directo desde el Podcast ;)


Desde las primeras civilizaciones, el cielo ha sido objeto de estudio, primero se idealizaron las manifestaciones atmosféricas con el astro iluminador.

Foto de  Bobby Johnson , Unsplash

Foto de Bobby Johnson, Unsplash

El sol, la lluvia, el viento y la luna son algunos ejemplos de idealización divina para el hombre primitivo, esto no fue excepción en Marte, donde el dios más importante era el sol.

Toda su cosmología giraba en torno al comportamiento solar y su manifestación más pequeña en el planeta, el fuego.

Ellos se hacían llamar:

“Los hechiceros del fuego”

Incluso el más fuerte de los metales se doblega con la manifestación última del fuego azul.

Los marcianos nunca dejaron de ver al cielo y las intenciones de su dios más grande empezó a notarse. Una gran onda solar estaba a punto de estallar.

Los sabios hechiceros calcularon este acontecimiento y depositaron su más preciado metal en las últimas profundidades del planeta. Ellos esperaban que ahí estuviera correctamente protegido.

Ellos tenían la esperanza, cuando el dios del fuego lo vuelva a permitir, de ver a su reino mágico renacer.

¿Te imaginas saber que el último atardecer de tu propia civilización está cerca?

¿Qué harías en los próximos días de tu vida?

¿Existe acaso algún hechicero que pueda enterrarnos para ser descubiertos después?

Travelhund

¡Salúdame en: Instagram | Facebook | Twitter | Snapchat | YouTube !

Enrique OropezaComentario